Hallan asesinado a un niño de diez años y detienen a uno de catorce años.

Un macabro descubrimiento perturba a los vecinos del barrio Ingeniero Allan, Axel Aparicio, un niño de diez años, fue encontrado asesinado en el fondo de una casa vecina. Un niño de catorce de años confeso que fue culpable del crimen.

La madre de la víctima declaró que el niño desapareció cuando iba a la casa de un amigo de la escuela, a unas cinco cuadras de su domicilio. Nunca llegó a su destino.

Tras un llamado al 911, la Policía llegó a una casa ubicada sobre la calle 1201, justo a la vuelta de donde vivía Axel con su mamá y sus tres hermanitos. La denuncia había sido realizada por un familiar del sospechoso, que detectó movimientos extraños.

En el fondo de esa propiedad fue hallado el cuerpo de la víctima, estaba adentro de una bolsa.

Fuentes del caso informaron que en ese lugar, y ante la presencia de su mamá, un chico de 14 años habría confesado que asfixió a la víctima con una almohada. Luego, con la ayuda de su hermano, de 10 años, habría trasladado el cadáver hasta el lugar donde lo hallaron.

El adolescente detenido contó que atacó Axel “para defender a su hermanita”.  Mientras se esperan los resultados de la autopsia, las primeras pericias determinaron que tenía un corte en el cuello, aunque se trataría de una herida posterior muerte.

Comparte esta noticia...Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.