Como obtener piernas extra suaves y sin granitos

Las piernas, a diferencia de otras partes del cuerpo, no tienen tantas glándulas sebáceas, por lo que disponen de menos aceites naturales para mantenerse bien humectadas. Por esta razón, no es de extrañar que en muchas ocasiones notemos que están muy secas. Ahora bien, esto es algo que fácilmente podemos solucionar nosotras mismas cuidándolas a diario y brindándoles ese extra de hidratación que necesitan para lucir hermosas durante todo el año así sea verano o invierno. No te pierdas estos tips sobre cómo obtener piernas suaves sin granitos y presume de ellas siempre que quieras ponerte tus trajes de baño, shorts o vestidos.

1. Exfoliación con guante de crin

Unas piernas bien exfoliadas marcan la diferencia, y es que cuando se eliminan todas aquellas células muertas que quedan acumuladas en la capa superficial de la piel, esta luce mucho más bonita y está muy suave al tocarlas. Exfoliar tus piernas es algo que debes hacer como mínimo 1 vez a la semana para obtener resultados beneficiosos. Aunque para llevar a cabo esta tarea sueles utilizar únicamente de una loción exfoliante corporal, nosotros te recomendamos que aumentes su efectividad haciendo uso del llamado guante de crin. Este es una especia de manopla rugosa diseñada específicamente para frotar la piel y, con ello, conseguir eliminar el doble de células muertas, lo que a su vez le aporta más tersura a la piel.

2. Pasos para exfoliar las piernas con guante de crin

El guante de crin debes usarlo siempre sobre la piel húmeda para evitar que se irrite. Así que primero moja tus piernas en la ducha y lávalas con un poco de jabón.

  • Aplica una loción exfoliante corporal sobre las piernas, usando una cantidad generosa. En el caso de que quieras optar por lociones caseras, te aconsejamos que descubras las mejores opciones consultando el artículo Cómo hacer exfoliante casero para las piernas.
  • Ahora, con el guante de crin frota la piel esparciendo bien el exfoliante por todas las piernas y realizando movimientos circulares en toda tu pierna.
  • Tras unos minutos haciendo el paso anterior, tan solo tendrás que retirar los restos de exfoliante con abundante agua y ¡listo!

3. Mucha crema hidratante

En muchas ocasiones, las piernas están ásperas al tacto y no lucen atractivas debido a la resequedad de la piel, pues la falta de hidratación es más que evidente a simple vista. Por este motivo, es fundamental que, además de nutrir otras partes del cuerpo, hidrates tus piernas a diario después de la ducha. Piensa que las piernas son de las zonas del cuerpo que más tienden a secarse debido a que no cuentan con tantas glándulas sebáceas y, por ende, no tienen tantos aceites naturales que las mantengan hidratadas.

Elige una buena crema hidratante corporal y aplícala sobre las piernas limpias 1 o 2 veces al día, en función del grado de resequedad, para que poco a poco empiecen a estar más suaves y bonitas. No olvides, además, que también debes proteger tus piernas del sol cuando vayas a exponerte a él mediante una buena crema solar de factor elevado.

4. ¡Cuidado con la depilación de piernas!

A todas nos gusta lucir unas piernas libres de antiestético vello, sin embargo muchas de las cosas que llevamos a cabo durante la depilación pueden provocar que nuestra piel se irrite, se deshidrate y sea víctima de problemas como los granitos o los vellos encarnados. Todo esto puede hacer que las piernas no se vean atractivas e incluso las notemos doloridas.

Para que nada de lo anterior te ocurra, te damos algunos consejos que te permitirán disfrutar de una depilación placentera y que dejarán tus piernas suaves y perfectas: Hay muchos métodos de depilación, pero sin duda la cera es una gran opción para evitar irritaciones y los molestos pelos enquistados.

En el caso de que te decantes por la cuchilla, elige una que sea para mujeres y que disponga de un cabezal con al menos dos o tres cuchillas. Usa también un gel o espuma especial para afeitado femenino para que tu piel no se irrite ni se enrojezca. Es conveniente que siempre antes de la depilación, exfolies tus piernas para que así la extracción del vello sea más fácil y, luego, tarde más en crecer.

Al finalizar la depilación, debes hidratar muy bien la piel para evitar que aparezcan granitos. Aplica crema hidratante o lociones a base de aloe vera, que son ideales para calmar la dermis. Evita exponer al sol tus piernas cuando estén recién depiladas. Lo mejor es que si vas a ir a la playa, las depiles el día anterior para prevenir la aparición de marcas rojas o grietas.

Comparte esta noticia...Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.